Solar

Icono IDevice Energía Solar

El Sol, fuente de vida y origen de las demás formas de energía que el hombre ha utilizado desde los albores de la Historia, puede satisfacer todas nuestras necesidades.

El Sol arroja sobre la Tierra 4.000 veces más energía que la que vamos a consumir. España es privilegiada por su situación y clima, y se ve particularmente favorecida respecto a otros países de Europa, ya que sobre cada metro cuadrado de su suelo inciden al año unos 1.500 kWh de energía, cifra similar a la de muchas regiones de América Central y del Sur. Esta energía puede aprovecharse directamente, o bien ser convertida en otras formas útiles como, por ejemplo, en electricidad.

 

Básicamente, recogiendo de forma adecuada la radiación solar, podemos obtener calor y electricidad. El calor se logra mediante los captadores o colectores térmicos (agua caliente sanitaria) y por captación pasiva (calefacción natural), y la electricidad, a través de los módulos fotovoltaícos. Estos procesos nada tienen que ver entre sí, ni en cuanto a su tecnología ni aplicación.

 

 

Haz clic para ver una infografía sobre la energía solar fotovoltaica